Curso:¿Qué es universidad? libertad académica

 

La universidad es una institución pensante. Seguramente, eso no necesita ser dicho, pero es así. En gran parte del mundo contemporáneo, en muchos tipos de naciones, la universidad se encuentra en medio de un clima de sospecha, un clima en el que el corazón mismo de la universidad, es decir, sus intereses en el conocimiento y el pensamiento, se ha puesto en el banquillo del control gubernamental. En el clima contemporáneo, se nos dice que vivimos en un mundo de "actos alternativos" y en una era de posverdad. En un mundo así, la universidad debería ser una institución que tenga mucho que ofrecer al mundo. Después de todo, la universidad es una institución que está particularmente asociada con los esfuerzos sistemáticos para comprender el mundo. Por lo tanto, seguramente contiene recursos que pueden abordar e incluso superar estos desafíos contemporáneos. Desafortunadamente, las cosas aquí están lejos de ser un proceso sencillo.

Hace tiempo que existen "hechos alternativos". Galileo fue acusado de herejía al afirmar - contra las seguras creencias de las autoridades religiosas - que la Tierra giraba alrededor del sol. La era contemporánea de los hechos alternativos, en consecuencia, puede verse precisamente en este linaje, como un síntoma de un juego de poder sobre lo que se considera verdad. Pero hay un rasgo novedoso en la situación actual, ya que este socavamiento de la universidad proviene en parte de sí misma. Durante los últimos cincuenta años, a través de una sucesión de modas intelectuales (relativismo, estructuralismo, críticas de ideología, deconstruccionismo, constructivismo y posmodernismo), el mundo académico ha, en efecto, construyó un programa paralelo de una "hermenéutica de la sospecha[1]" hacia sus propias indagaciones. En resumen, la universidad ha jugado un papel importante en socavar su propia posición como lugar de pensamiento considerado en el mundo.

Las críticas que acabamos de enumerar surgen de una postura internalista dentro de la comunidad académica, siendo muestras de un interés por parte de las universidades en sus propios fundamentos epistemológicos. Recientemente, sin embargo, ha surgido un conjunto de puntos de vista más externalistas, para dirigir la mirada académica mucho más hacia el mundo. Preocupaciones por las epistemologías Norte-Sur, ricos-pobres y las prácticas hegemónicas por parte del Norte, los esfuerzos para tratar de identificar los 'bienes públicos' que brinda la educación superior, la preocupación de que los esfuerzos de educar el intelecto deben promover la justicia social, y los intereses en los conocimientos de las comunidades indígenas, están sugiriendo en conjunto la formación de una tradición intelectual no debe abandonarse sino que debe asentarse sobre una base mucho más amplia.

En lugar de residir a la universidad únicamente en la relación entre el conocedor y el mundo, ahora debería reformularse como un conjunto de relaciones entre diferentes tipos de conocedores, especialmente entre los de las universidades y el resto del mundo. Precisamente este es el rumbo moderno que constituye un esfuerzo colectivo por posicionar la universidad como lugar de pensamiento libre en el mundo. Es decir, el interés predominante de los académicos de turno aquí es el de desentrañar conexiones, tanto reales como posibles, entre la universidad y el mundo en general, que radican precisamente en que se entienda especialmente como una institución de pensamiento entendida como una universidad pensante que, en particular, se inspira en su preocupación por el mundo: los estudiantes y el conocimiento. Y el reclamo general aquí es que al ubicar la universidad de esta manera, como una institución cuyo proceso intelectual tiene mucho que ofrecer al mundo, se pueden discernir y realizar los potenciales desatendidos de la universidad burocrática.


Modos de la universidad del pensamiento

La universidad ha disfrutado durante mucho tiempo de un espacio de reflexión en la sociedad. El pensamiento es un acompañamiento necesario de la investigación seria, que debe estar en el corazón de la universidad. Después de todo, la investigación seria requiere pensamiento, pensamiento para detenerse en los asuntos, para reflexionar sobre lo que otros han pensado y están pensando y sobre lo que ha llegado a contar como conocimiento en los diferentes campos del entendimiento. El pensamiento, por tanto, es una indicación de pensar en movimiento. La seriedad, a su vez, es una disposición que marca la universidad. Sin embargo, no puede residir únicamente en individuos o en grupos de individuos, ya sean estudiantes o profesores en lo local.

Esta consideración también tiene que ser una condición colectiva en una red internacional, de quienes se dedican al trabajo intelectual en la universidad. Tiene que ser una característica del espacio que ocupa la universidad. Este pensamiento es necesariamente relacional, caracterizando las interconexiones de los miembros de la universidad. Esto no quiere decir que todos los miembros de la universidad deban participar en transacciones de pensamiento mutuo, pero hay una fuerte condición presente aquí, a saber, que, en principio, cualquier miembro de una universidad podría participar en una transacción reflexiva con cualquier otro miembro. Pero entonces esa reflexión, ese pensamiento característico de las conexiones dentro de la universidad tiene que extenderse más allá de la universidad. Porque el pensamiento, una vez liberado, no puede tener límites. Las disciplinas en sí mismas son campos de comprensión mundanos y la universidad ahora se está abriendo al mundo. De modo que el pensamiento debe estar doblemente libre y conectado con el mundo más amplio, tanto el mundo del conocimiento y la comprensión como el mundo en sí mismo. La universidad pensante es una universidad que está irremediablemente interconectada con el mundo. Esta interconexión no se trata solo de que la universidad se dirija al mundo, sino que también responda al mundo. "Mundo", aquí, no solo significa la sociedad inmediata, sino también un mundo más amplio, incluidas otras sociedades y culturas, e incluso subculturas dentro de la sociedad actual, junto con la naturaleza y todo lo que abarca especies y formas ambientales.


[1] Ricoeur, P. (1970). Freud and Philosophy: An Essay on Interpretation (trans Denis Savage). Yale University Press.


Pensar

 








¬



⟨ ⟩




ρ σ
×



<

×
v











×




·





⌈ ⌉
⌊ ⌋













±
÷
×
·

Δ







×




·

Curso:¿Qué es universidad? libertad académica

ISBN 978-607-xxxx-x-x

Contenido

Módulo 1. Pedagogía poscrítica en la 4T

1.1 Lo poscrítico

Módulo 2. Nuestra esencia es Universitas

2. La crisis de la universidad
2.1 Sangre en nuestras manos
2.2 Haciendo realidad Universitas
2.3 Responsabilidad de la Universidad

Módulo 3. La universidad como libertad académica

3.1 La Universidad en ruinas
3.2 La universidad experimental de las ideas
3.3 Libertad académica
3.3.1 El nuevo discurso universitario
3.3.2 La libertad académica en su búsqueda de objetividad
3.3.3 El discurso de la técnica
3.4. La educación de la mente
3.5 Enriquecer la retórica pedagógica
3.6 Literatura y libertad académica

Módulo 4. Racionalidad y verdad en el gobierno de la académica

4.1 Someter la universidad
4.2 El problema de la confianza
4.3 Confianza y racionalidad
4.4 Confianza y libertad
4.5 Confianza en la Universidad
4.6 Tecnologías académicas de cooperación
4.7 Conclusión

Módulo 5. Universidad pensante

5.1 Intereses en el conocimiento
5.2 La Universidad del pensamiento y reflexión
5.3 Pensamiento y acción
5.4 Conectando el pensamiento
5.5 Estructura y contenido

Módulo 6. Universidad burocrática: la herencia del neoliberalismo

6. El concepto del neoliberalismo
6.1 Neofeudalismo
6.2 La educación neoliberal: la crisis del intelecto frente a las soluciones burocráticas
6.3 Academias y escuelas burocratizadas
6.4 La universidad neoliberal hace agua frente a COVID-19
6.4.1 La vista desde la zanja

Módulo 7: La universidad de pasado mañana

7.1 Introducción
7.2 Nietzsche (1844-1900): la voluntad de poder y la universidad
7.3 Preparando el escenario
7.4 La voluntad de poder de la universidad
7.5 La universidad: un invernadero de plantas extrañas y selectas
7.6 El amanecer de la educación superior
7.7 Conclusión

Módulo 8. La universidad: no hay una sola respuesta, sino muchas preguntas difíciles e incómodas

8.1 Introducción
8.2 La vida y la obra de Adorno Theodor
8.3 Dialéctica de la Ilustración
8.4 Minima Moralia: Reflexiones de una vida dañada
8.5 Teoría y práctica
8.6 Conclusión

Referencias

 

Autores:

Eduardo Ochoa Hernández
Nicolás Zamudio Hernández
Lizbeth Guadalupe Villalon Magallan
Pedro Gallegos Facio
Gerardo Sánchez Fernández
Rogelio Ochoa Barragán
Mónica Rico Reyes