Desarrollo y habilidades del pensamiento

 

Nuestro pasado primitivo nos ha dejado con todas las marcas y debilidades de una mente resistente a las nuevas ideas. Sigmund Freud describe cuán fácilmente caemos en hábitos e inhibiciones por razones que no se descubren o se olvidan fácilmente. Fijo y sagrado, cualquier desviación de ellos está lleno de miedo y temor. Tan recientemente como 1633, Galileo se vio obligado, bajo la amenaza de excomunión, a renunciar públicamente a su opinión de que la Tierra giraba alrededor del Sol. Tendemos a felicitarnos por haber recorrido un largo camino desde entonces, pero no tan lejos resolviendo nuestros sesgos cognitivos. Mostramos la misma renuencia a aceptar nuevas ideas y a proteger con ansiedad los patrones heredados de creencias y expectativas. La entrada en algunas profesiones todavía está determinada más por quien más conoce, que por lo bien este individuo piensa. Los estudiantes reciben altas calificaciones por mostrar cuán bien pueden reciclar la información del aula, en lugar de por la originalidad de su propio pensamiento.

Para agravar aún más este problema, en la era moderna nuestras perspectivas intelectuales se han vuelto más estrechas. La diferencia entre el mundo medieval y el moderno está marcada por el surgimiento del especialista: alguien que sabe más y más sobre menos y menos. A medida que nuestro mundo intelectual se ha contraído, no solo hemos estado más inclinados a dar lugar a la opinión de especialistas donde ya no nos sentimos calificados para comentar, sino que hemos estado más dispuestos a aceptar la visión más limitada definida por los valores y las rutinas de nuestra propia área de experiencia. Ambos problemas nos han dejado mal equipados para gestionar el cambio. Los desafíos que enfrentamos requieren un tipo diferente de pensamiento. En lugar de permitirnos conducir cómodamente dentro de los surcos desgastados de nuestras creencias transmitidas, para pensar como siempre hemos pensado, debemos pensar en nuestro pensamiento mientras pensamos. Promovemos un pensamiento de segundo orden. Significa aprender a generar más de nuestras propias ideas, estructurarlas usando nuestras habilidades de pensamiento causal y conceptual, y luego usar nuestras habilidades creativas para adaptarlas para satisfacer las demandas de los tiempos cambiantes. Los métodos y técnicas de pensamiento a veces pueden parecer más deliberados y detallados que su pensamiento normal. Pero aprender cualquier método nuevo siempre se reflexiona por adelantado. Con el tiempo se acomodará para formar parte de sus procesos de pensamiento normales. Sin embargo, siempre habrá esa sensación de incomodidad que proviene de que se le pida que trabaje de una manera diferente y a un ritmo y profundidad diferente. Pero luego, a cambio, las recompensas por su determinación de pensar más profundamente, cuestionar lo que parece incuestionable, son mayores de lo que la mayoría de nosotros podemos imaginar. Aprenderá a generar una mezcla más rica de ideas más sutiles unidas en patrones complejos de interrelaciones. De estos aprenderá a diseñar sus propias soluciones que siempre tendrán el poder de sorprenderlo con sus ideas y originalidad.

En este curso se examina el pesamiento y el lenguaje entrelazados a los estilos de pensar. Se presenta el sistema de conceptos, la conciencia y el silogismo como elementos fundamentales y se discute la razón.

 

Pensar

 








¬



⟨ ⟩




ρ σ
×



<

×
v











×




·





⌈ ⌉
⌊ ⌋













±
÷
×
·

Δ







×




·

Autoevaluaciones de la asignatura

Desarrollo y habilidades del pensamiento/span>

ISBN 978-607-xxxx-x-x

Contenido

1. Pensar en pensar
2. Desarrollo y definición de inteligencia
3. Procesos básicos del pensamiento: la justificación
4. Pensamiento causal
5. Pensamiento conceptual
6. Pensamiento creativo
7. Pensamiento por analogía
8. Pensamiento crítico
9. Pensamiento moral

Blog
¿Pero no es eso una simplificación excesiva señor profesor?
El error del académico descuidado
Conocimiento sensible: el gran error de Locke

 

Primer semestre Licenciatura en Seguridad Pública y Ciencias Forenses

 

 

 

 

Autores:

Eduardo Ochoa Hernández
Nicolás Zamudio Hernández
Gladys Juárez Cisneros
Lizbeth Guadalupe Villalon Magallan
Pedro Gallegos Facio
Gerardo Sánchez Fernández
Rogelio Ochoa Barragán